LA DECISIÓN

El largo pasillo que tenía por delante era parecido al del túnel de vestuarios en el campo del Nottingham, le hizo rememorar el día en que con su equipo consiguió ganar la supercopa de Europa. A la celebración por la victoria en el campo, le siguió una recepción en la embajada española, dando la casualidad de que un viaje de descanso le hiciera coincidir con el embajador de Túnez en España, que acudió a la fiesta con su familia. La oyó tocando tras el gran piano de cola, pero no le impresionó tanto la música magistralmente interpretada, como la natural Belleza de Sofía. Cuando se la presentaron, el brillo en la mirada y la franca sonrisa de la preciosa dama de pelo castaño corto, le indicaron que podía existir algo de interés por él en la chica. El que ella viviera con su familia en Madrid y él en Valencia con su equipo, no fue un obstáculo para su relación. Tampoco lo fue la oposición de la familia de  ella por su descendencia cristiana. Un día se presentó en su casa aduciendo que les había abandonado,cansada de luchar contra unas costumbres y una religión que coartaban su Libertad. Le insistió en que se quedara en su casa, pero ella tenía las cosas muy claras y se había buscado trabajo en el conservatorio de música, además de un piso donde vivir. El tiempo le reveló la forma de ser de su esposa, su incansable vitalidad, la lucha continuada y una inteligencia sin limites que le abrió un mundo desconocido para él, el femenino. Manú siguió con su carrera deportiva y cuando se retiró sacó tiempo para licenciarse en Gestión Deportiva, siempre alentado y apoyado por Sofía, que continuaba en su lucha por la igualdad de género. Montaron  una empresa en la que conjugaban música y deporte para ayudar a la rehabilitación de personas invalidadas física y psíquicamente, tuvieron dos hijas que llenaron de plenitud sus vidas. Su mundo era fantastico y no tenia nada de que arrepentirse, sus hijas Mercè y Roser habían crecido influenciadas por los valores que ambos defendían, responsables y felices. Para él fue fácil convencer a la Federación Española de Fútbol para que en el mundial de Rusia incluyera dos mujeres titulares en el equipo de la selección, pero no Pudo con la negativa intolerante de la FIFA que impidió la participación de este equipo.

Manuel Sar, ministro de educación, cultura y deporte, se encontraba al final del pasillo, con la mano en el picaporte de la puerta del despacho del presidente del gobierno. Pese a su corto mandato, había conseguido grandes logros (mas becas para estudiantes, bajar el i.v.a de los libros, penar y eliminar en parte la agresión en el deporte, igualdad de genero entre los funcionarios y eliminar parte de la brecha salarial, etc.) pero el hecho que tenía hoy entre las manos era importante y había que aportar el primero de los gestos. Abrió la puerta del despacho y se encontró con la cara del presidente que negaba con la cabeza. Depositó su carta de dimisión encima de la mesa.

Por favor acceder para comentar.